¡¡ Preparad los acuarios !! ¡¡No te la pierdas!!
Tema cerrado 
 
Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
[Ficha] Ambystoma zempoalensis (ajolote)
09-10-2018, 09:25 AM
Mensaje: #1
[Ficha] Ambystoma zempoalensis (ajolote)
Autor de la ficha: Josu Ariztegi
Edición del texto: Josu Ariztegi
Fotos: Uxue, DC, Kika
Edición de las fotos: Kika

Nombre cientifico: Ambystoma zempoalensis
Nombre común: ajolote

İmage
Foto: Uxue

Clasificación:

Orden: Caudata
Familia: Ambystomatidae
Género: Ambystoma
Especie: A. zempoalensis

Distribución:

Endémico de México. Lo podemos encontrar al sur de la Ciudad de México.

Su único hábitat natural son algunos lagos, canales y ríos de cuevas próximos a la Ciudad de México, especialmente en Xochimilco. También pueden encontrarse cerca de Chignahuapan, en el estado de Puebla. Sin embargo, La introducción en su hábitat de especies no autóctonas como los ciprínidos koi y carassius ha ocasionado una disminución de la población de ajolotes, puesto que sus desoves y sus alevines son devoradas por dichas especies.

Es una especie cuya curiosa capacidad de regeneración lo ha llevado a estar en peligro de extinción, porque ha sido explotado de forma desmedida con fines medicinales.

Hay dos especies del género Ambystoma, en concreto Ambystoma bombypellum y Ambystoma mexicanum, en un estado de conservación crítico, con riesgo extremadamente elevado de extinción en la naturaleza.

Forma:

Cuando lo miramos, lo primero que nos viene a la mente es un renacuajo gigante.
Cuerpo alargado, cabeza grande y ojos pequeños carentes de párpados. Su boca es grande y esconde unos dientes diminutos. Poseen una lengua retráctil, al igual que las ranas. Cuentan con cuatro dedos en las patas delanteras y cinco dedos en las patas traseras.

İmage
Foto: Uxue

İmage
Foto: Kika

Respiran a través de tres pares de branquias laterales externas que tienen a la altura del cuello. Toman agua por la boca y la dejan salir a través de las agallas, moviendo éstas. Aunque poseen sacos pulmonares, no han llegado a desarrollar pulmones porque su uso es escaso. Por eso, lo veremos subir a la superficie de cuando en cuando para tomar aire.

A diferencia del resto de especies de urodelos que acaban convirtiéndose en salamandras o tritones, el ajolote mantiene la forma de larva durante toda la vida. Gracias a ello ha podido sobrevivir a las condiciones ambientales que lo rodean, puesto que en el entorno de los lagos donde habitan hay una gran sequedad no apta para la vida anfibia. La metamorfosis no se produce por carecer de hormona tiroides en una cantidad suficiente (el ajolote sufre una degeneración en la glándula tiroides que impide que pueda realizar el proceso de metamorfosis como el resto de anfibios).

Como se ha mencionado con anterioridad, el ajolote tiene la capacidad de regenerarse solo: si se le ha amputado parte de algún miembro, brazo o pierna, le vuelve a crecer. También acepta el trasplante de cualquier miembro procedente de otro ajolote (tras ser trasplantado, el miembro se vuelve completamente funcional).

Coloración:

Existen cuatro tipos de coloración.

El ajolote silvestre es grisáceo (ésta es la coloración de la mayoría de ajolotes).

Es posible encontrar ejemplares leucísticos, de color blanco con unas agallas rojas muy llamativas. No se los puede considerar albinos porque tienen los ojos de color negro e incluso pueden tener manchas oscuras en cabeza o patas, al disponer de células con melanina.

İmage
Foto: Kika

La variedad albina es de color amarillo claro. No tiene absolutamente ningún pigmento oscuro a lo largo de su cuerpo; sus ojos son casi transparentes y la pupila es amarilla. Este coloración es consecuencia de una hibridación entre Ambystoma mexicanum albino parcial y Ambystoma tigrinum albino total y es conocida también como Ajolote de Humphrey.

La cuarta y última coloración es la marrón, muy difícil de encontrar puesto que es una coloración muy poco frecuente.

Tamaño:

25-30cms en estado adulto.

İmage
Foto: Uxue

Dimorfismo sexual:

Hay una única diferencia entre machos y hembras, y sólo se presenta en época de celo, cuando los machos presentarán una protuberancia detrás de las patas traseras, al comienzo de la cola. Esta protuberancia son los labios cloacales, que se hinchan cuando los espermátoforos que contienen están maduros.

Esperanza de vida:

Si se mantiene en las condiciones adecuadas, puede llegar a alcanzar los 25 años de edad.

Parámetros del agua:

PH: 7.5-8
GH: -
KH: -
Temperatura: 16-18ºC (no sobrepasar los 20ºC)

La temperatura es un elemento fundamental, ya que el ajolote es una especie de agua fría. Ante temperaturas muy altas, el ajolote intentara permanecer en la superficie porque le costará respirar, y comenzará a disminuir el tamaño de sus branquias. Si esto sucede, es fundamental corregir inmediatamente las condiciones adversas, pues corremos el riesgo de que el animal muera asfixiado en cuestión de pocas horas.

Acuario:

Se recomienda un acuario sobre los 100 litros para una pareja, sin necesidad alguna de tierra puesto que es un anfibio que desarrolla la totalidad de su vida bajo el agua. Se ha de tener en cuenta que pueden llegar a alcanzar un tamaño considerable, y necesitarán espacio suficiente para moverse.

El acuario deberá estar provisto de cuevas y escondrijos que hagan las veces de refugio, puesto que los ajolotes pueden llegar a agredirse entre sí, aunque esto se producirá, sobre todo, a la hora de comer.

Respecto al tipo de sustrato, hay opiniones contrapuestas. Parece ser que la grava de granulometría fina puede llegar a ser ingerida accidentalmente (aunque la suelen expulsar sin problemas con las heces), pero hay quien opina que puede provocarles obstrucciones intestinales. Para evitarlo, se podría prescindir del sustrato, o bien poner piedras de un tamaño tal que no puedan ser ingeridas. En cualquier caso, habrá que evitar las piedras con bordes afilados o cortantes porque les pueden causar heridas por roce.

Si se planta, habrá que elegir plantas resistentes que sean adecuadas a la temperatura de mantenimiento de la especie. Aunque los ajolotes no las dañan, sí que tienen costumbre de desenterrarlas, hecho que podremos evitar amarrando bien las plantas a las piedras del fondo.

Prefieren una iluminación tenue, que puede ser tamizada por plantas flotantes.

Respecto a otros compañeros de urna, diremos que el ajolote no es apto para un acuario comunitario: no congenian otros anfibios y los peces son sus presas naturales. Los peces de fondo como plecos o similares atacan al ajolote y le pueden generar grandes heridas, aunque jamás deberíamos combinarlos por el simple hecho de ser peces que requieres rangos de temperatura diferentes. El único animal que se considera compatible con el ajolote es el caracol manzana -siempre que éste tenga ya un tamaño considerable-, ya que aunque a veces el ajolote pueda llegar a atacarlo, su caparazón lo protegería.





Alimentación:

Variada, priorizando el alimento vivo (lombrices, babosas, crías de ratón previamente muertas y sin pelo, pequeños peces como guppys o platys, etc); o, en su defecto, alimento fresco o descongelado: larva roja de mosquito, trozos de pescado o de corazón de vaca, etc.

İmage
Comiendo
Foto: DC

Comportamiento:

Su carácter pasivo y tranquilo se transforma cuando se alimentan, donde pueden incluso morderse unos a otros llegando a amputarse partes del cuerpo, -que, afortunadamente, volverán a crecer sin problema-. Esto nos obliga a ser cuidadosos y dar de comer a cada ejemplar por separado. En este sentido, pueden llegar a acostumbrarse a comer de la mano.
Ocasionalmente subirán a la superficie a coger aire atmosférico.

İmage
Foto: Kika





Reproducción:

Relativamente fácil si se proporcionan las condiciones adecuadas.

Se recomienda una sola pareja por acuario.

Se induce la maduración de las gónadas a través de hibernación (bajando la temperatura del agua unos cuantos grados hasta situarla entre 13 y 16ºC durante unas pocas semanas y volviendo después a la temperatura normal). No hay danza, cortejo ni nada por el estilo que preceda al apareamiento; ni siquiera existe un apareamiento como tal: simplemente el macho pone un espermatóforo en el sustrato y la hembra lo recoge con sus labios cloacales. La fecundación es interna, puesto que se realiza dentro del cuerpo de la hembra, pero bastante curiosa.

La hembra pone los huevos en paquetes, pegándolos a la vegetación, a las piedras o sobre el sustrato. Tras la puesta se recomienda trasladar los huevos a una urna de cría, para evitar que los progenitores se los coman si la eclosión se produce en el acuario.

La eclosión se produce alrededor de tres semanas después de la puesta, y al siguiente día comenzará la alimentación, que deberá ser diaria a base de nauplios de artemia, hasta que comienzan a salirles las patas delanteras. A partir de ahí pueden empezar a comer ya larva de mosquito rojo.

Hay que poner escondites y refugios en el acuario de cría para evitar el gran porcentaje de canibalismo que suele darse entre las larvas. Las larvas más grandes, las que destacan del resto, es conveniente separarlas puesto que su mayor tamaño se suele deber, precisamente, a que hayan consumido a sus hermanos. De esa manera se puede conseguir una buena cuota de supervivencia de las crías, que pronto alcanzarán el tamaño adulto.

Una última recomendación, tener extremo cuidado en la limpieza del acuario de cría. Se debe tener en cuenta que el mayor porcentaje de muerte se da por hongos, parásitos y otras infecciones.





Fuentes:

http://ambystomazempoalensis.blogspot.com/
http://nelochoa96.blogspot.com/2012/11/a...olotl.html
http://eco13.net/2009/06/animales-en-pel...l-axolote/


Nota: Para cualquier comentario sobre esta ficha, podéis pasar por aquí
Encuentra todos sus mensajes

Tags
Tema cerrado 


Compartir

Salto de foro:


Usuario(s) navegando en este tema:
1 invitado(s)

Volver arribaVolver al contenido